A partir de agosto y con estrictos protocolos de seguridad, reactiva Durango industria cinematográfica

A partir de agosto y con estrictos protocolos de seguridad, reactiva Durango industria cinematográfica
  • La entidad es pionera en contar con lineamientos para brindar confianza a directores y casas productoras.
  • En 2019 se generó una derrama de 154 millones de pesos en 10 proyectos audiovisuales.

 

Durango es de los primeros estados en establecer lineamientos firmes y claros que permitirán, a partir de agosto, reactivar la industria cinematográfica en la entidad, actividad que genera importantes derramas económicas en beneficio de la comunidad, informó Eleazar Gamboa de la Parra.

El secretario de Turismo y Cinematografía duranguense, dio a conocer que la entidad es pionera en establecer los protocolos de seguridad para producciones audiovisuales -tanto para cine como televisión- en tiempos de Covid-19, diseñados para producciones nacionales e internacionales con los estándares mundiales

Además, agregó,  se trabaja en la certificación de los proveedores locales para garantía de la producciones foráneas, y resaltó también que quienes vienen de fuera de la entidad, deberán traer su certificado de no contagio reciente.

Gamboa de la Parra destacó que la industria cinematográfica y audiovisual, ha tenido un gran crecimiento año con año gracias al trabajo de promoción de la dirección cinematográfica y a la gran variedad de escenarios naturales que  ofrece la entidad.

Como muestra citó: “En 2019 se registraron 10 proyectos que generaron una derrama de 154 millones de pesos,  que impactó en empleos, ocupación hotelera, servicios de transportación, alimentos, entre otros”.

El protocolo de cinematografía para el estado de Durango contiene una serie de recomendaciones sanitarias y de salud laboral, de entre las cuales destacan: la revisión creativa de los guiones para minimizar las situaciones de riesgo; un test negativo de Covid-19; someterse a pruebas periódicas de temperatura; el teletrabajo en lo posible; distanciamiento físico entre el personal técnico; la desinfección permanente del equipo y vestuario, así como priorizar producciones menores.